Accidentes más frecuentes con perros: Primeros auxilios caninos

Accidentes más frecuentes en perros

A menudo ocurren accidentes con nuestros perros en los que podemos ayudarles actuando haciendo un primer auxilio hasta llegar al veterinario. Toda la información que se detallará en este artículo, así como en los siguientes, donde se especificará qué hacer en cada caso, está basada en la documentación del curso que organizó Ingrid Ramón sobre “Primeros auxilios para perros” que impartió la veterinaria y gran profesional Annamar del Cerro.

A continuación describiremos aquellos incidentes que suelen pasar con más frecuencia entre el mundo canino:

  • Atropellos: Cuando un perro está asustado (bien porque ha sido abandonado, maltratado, o ha huido) es fácil que se desoriente y termine cerca de una carretera. Lamentablemente, en estas fechas los atropellos a perros ocurren con bastante frecuencia y es importante tener claro que ante todo, se deberá llevar al perro al veterinario porque aunque parezca que no tiene lesiones a primera vista, pueden ser internas y sólo un profesional puede descartarlas.
  • Caídas: A menudo pasan con cachorros que son muy curiosos y no son conscientes del peligro cuando se aproximan a lugares peligrosos de gran altura, como balcones (donde caben entre los barrotes), muros, pozos, etc. También los perros que están jugando y se descontrolan a causa de la gran excitación, otros que tienen graves problemas de conducta, o los senior con dificultades motoras pueden ser los protagonistas de estos accidentes debido a que no controlan bien sus patas y pueden resbalar y hacerse daño.
  • Golpe de calor: Estas últimas semanas no nos hemos cansado de compartir en nuestras redes sociales vídeos, imágenes, consejos que os recuerden de lo peligroso que es sacar a pasear a nuestros perros en horas de máximo calor o dejarlos en el coche o espacios pequeños sin ventilación a las altas temperaturas que estamos sufriendo este verano. Muchas veces oímos a personas que nos dicen “sólo son 20 minutos mientras entro y salgo del supermercado” pero no somos conscientes de lo que esto puede provocar a nuestros perros, pueden llegar a morir!!!. La “hipertemia no febril” o golpe de calor es uno de los accidentes más comunes. Si queréis más información sobre cómo se produce podéis consultar a vuestro veterinario o buscar por internet. Ya se ha conseguido que dejar a un animal encerrado en el coche durante un tiempo prolongado o en época de calor ya se considere maltrato animal y se multe a los propietarios por ello.

Si alguna vez lo presenciáis, por favor, llamar a las autoridades para que liberen a ese animal antes de que sufra el golpe de calor y sea demasiado tarde.

  • Quemaduras: Son muy dolorosas para los perros, porque, al igual que los humanos, causan una pérdida de tejidos superficiales (epidermis). Pueden suceder a causa de una llama, agua hirviendo, o aceite, lo que se denominan quemaduras térmicas, o bien las químicas, que se trata cuando sucede con productos cáusticos. Finalmente, también existen las quemaduras producidas por corrientes eléctricas. En función de cada caso y sobre todo, del grado del alcance de la lesión, procederemos a un socorro distinto.
  • Cortes con objetos punzantes: Siempre intentamos darles el mejor paseo posible a nuestros perros, pero a veces pasamos por lugares que pueden ser peligrosos para sus patas y pueden cortarse sus almohadillas, como por ejemplo: con cristales rotos, hierros, hierbas punzantes o simples piedras. Lo identificarás enseguida porque el animal empezará a cojear.
  • Roturas de uñas: Ocurre cuando corren e impactan contra piedras, hay que tener cuidado porque si cae toda la uña, suele sangrar bastante y es una lesión que impacta, aunque no sea grave.
  • Mordidas y ataques: Suelen presenciarse a menudo peleas entre perros en pipicans u otros lugares, o incluso entre perros y gatos. También existen ataques de jabalís o vacas, aunque las posibilidades son menores. Es necesario que nuestra actuación sea rápida y eficaz para determinar el alcance de la lesión.
  • Intoxicaciones: Las hay de muchos tipos, tanto de productos naturales: como las setas tóxicas que pueden comer sin querer en un paseo por la montaña, alimentos prohibidos para los perros, como por ejemplo: las uvas, el chocolate, las cebollas… así como de productos en los que nosotros podemos influir o provocar. Entre estos estarían: los mataratas, matacaracoles y pesticidas varios que se usan en algunas casas para los jardines, así como los productos de la limpieza. Es importante conocerlo, porque aquellos que tengáis perros no utilicéis estos productos y os informéis de cuáles podéis usar sin perjudicar a vuestros amigos perrunos. Por otro lado, también existen las intoxicaciones por medicamentos y drogas, algo tan sencillo como darle paracetamol o aspirina a nuestro perro sin ninguna pauta de un veterinario puede causar graves lesiones en el animal. Algo que tiene que quedar muy claro es que NUNCA se les debe medicar sin supervisión de un profesional. Finalmente existen también perros que se intoxican a causa de los antiparasitarios, ya sea por ingestión mientras juegan entre ellos, o por reacciones en la piel. Os recomendamos que estéis atentos a las reacciones de vuestro cuando decidáis cambiar de marca de pipetas, sprays, etc. por si tiene consecuencias para él.
  • Reacciones anafilácticas: Van desde las comentadas en el punto anterior hasta las picaduras de insectos como avispas, serpientes y las temidas orugas que son tan peligrosas para nuestros perros. Una simple rozadura puede provocarles una herida importante, y si por casualidad las agarran con la boca es probable que se les necrose la lengua. Vigilad por donde paseáis a vuestros perros, sobre todo a partir de primavera cuando empiezan a bajar de los árboles y son más accesibles para nuestros pequeños.
  • Dilatación y torsión gástrica: Suelen ocurrir cuando un perro come y seguidamente después hace ejercicio. Sobre todo, si os vais con ellos de excursión (estos días de tanto calor) hay que evitar darles agua muy fría mientras hacen ejercicio o darles grandes cantidades por sedientos que estén. Os recomendamos que les vayáis facilitando el agua en pequeñas cantidades, aunque eso implique que debáis parar más a menudo. Obviamente cada perro es diferente y necesitará o podrá aguantar más o menos ejercicio. Es imprescindible que lo conozcáis y sepáis si la excursión, ejercicio, carrera, lo que sea que os propongáis hacer, vuestro perro está preparado para ello y si climatológicamente es el mejor momento para salir a la calle. En el caso de la dilatación y torsión gástrica, es más frecuente que ocurra en perros de razas grandes y gigantes con un tórax profundo, pero no están exentos los demás, debido a que no hay una causa determinada.
  • Ingestión de un cuerpo extraño: Nos referimos a cuerpo extraño a cualquier objeto que no sea un alimento, desde palos, piedras, piñas que puedan encontrar en su paseo, pasando por trozos de juguetes que hayan roto, hasta agujas, tejidos, hilos, etc. Este tipo de accidente, como algún otro que ya hemos comentado ocurre con más facilidad entre los cachorros y perros adultos pero muy curiosos. También suele pasar con canes con problemas de comportamiento obsesionados con destrozar juguetes. Por ese motivo, aunque desde Perro Positivo somos partidarios de realizar sus propios juguetes con material reciclado, siempre insistimos que NO todos los perros están preparados para ello y que cuando se pruebe alguno se debe hacer bajo nuestra supervisión. Para evitar los destrozos en casa, recordad que los juegos de estimulación mental son imprescindibles para ayudarles. Si tenéis éste problema os recomendamos que acudáis a un profesional que os ayude y oriente, dado que cada caso es distinto y el procedimiento y pautas a seguir variarán.

Como hemos comentado anteriormente, en este artículo sólo pretendíamos hacer un resumen de aquellos accidentes que en alguna ocasión podéis tener con vuestros perros, pero gracias a las indicaciones de la Veterinaria Annamar del Cerro, próximamente iremos detallando cómo actuar en cada caso, hasta llevarlos al veterinario que siempre será quién podrá curar a vuestro animal.

¡No os los perdáis porque en algunos casos el hecho que sepáis cómo actuar y qué hacer les puede salvar la vida!

 

Posted by
Perro Positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *