PRIMEROS AUXILIOS CANINOS: Cómo actuar frente a un atropello

Primero auxilios caninos Atropellos

Desgraciadamente, durante el verano o después de las vacaciones de Navidad aparecen multitud de perros por las carreteras debido a que actualmente España es el país de toda Europa donde el nivel de abandono de mascotas es más elevado (según los datos reflejados por la Fundación Affinity). Sin contar, obviamente, todos aquellos perros que se despistan y se pierden o bien huyen por diferentes tipos de miedos.

Aunque se trate de uno de los accidentes más graves que le pueden ocurrir a un perro, no ocurren con tanta frecuencia como otros que mencionábamos en el listado. Sin embargo, cuando un animal es atropellado, es importante que nuestra reacción sea rápida y eficaz.

Primero de todo, debemos tener claro, que ante un atropello no debemos poner en riesgo nuestra vida ni la de otras personas, dado que la mayoría de atropellos suelen ocurrir en vías de circulación muy transitadas. Una vez nos podamos acercar al perro accidentado, debemos mirar el estado del animal, asegurarnos si aún respira y si tiene pulso. Este último lo podemos comprobar tocando la zona inguinal, gracias a la presión de la arteria femoral. Si el pulso es débil o por lo contrario no lo notamos, la situación es de extrema urgencia.

Si apreciamos alguna hemorragia activa es necesario que la tapemos con gasas o una toalla limpia y presionemos para que no pierda más líquido y entre en shock.

Seguidamente, hay que llevarlo a urgencias veterinarias para que se encarguen de curarle correctamente. Recordar que nuestra misión es simplemente la de llevar a cabo los primeros auxilios para evitar que el perro empeore.

A continuación, tenemos que estabilizar el animal con algún tipo de plancha de madera o bien una simple toalla o manta para conseguir que no se produzcan más lesiones de columna. También puede ocurrir que el perro a primera vista esté bien y se levante y camine por sí solo, aun así, hay que tener claro que los atropellos suelen ir asociados tanto a fracturas óseas como a lesiones internas, por ese motivo, aunque aparentemente no veamos lesiones o hayamos solventado las ya comentadas, es imprescindible que se lleve el perro al veterinario porque será éste profesional el que pueda cuidar de él y valorar exactamente el estado del animal.

El veterinario también será la persona que podrá identificar al perro (si lleva chip) y contactar con su propietario.

Si alguna vez te encuentras con esta desagradable situación no pases de largo y ¡Ayúdale!

* Documentación aportada gracias a la veterinaria Annamar Del Cerro

Posted by
Perro Positivo

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *