Pablo (Barcelona)

Adoptamos a nuestro cachorra Mia con toda la ilusión, las niñas estaban encantadas con ella, era muy cariñosa pero en poco tiempo empezó a asustarse por todo. Contactamos con Perro Positivo y en pocas sesiones nos dieron herramientas para entenderla, respetar su espacio y aprender a crear un vínculo. Corregimos muchas cosas que hacíamos mal, que la gente de la calle o incluso nuestro veterinario nos decía como hacer, corregir, o jugar con ella y conseguimos que dejara de tener miedo por todo. Estamos contentos y agradecidos por haber logrado ser su referente y que confíe en nosotros.

Posted by
Perro Positivo