lui

Adiestramiento en positivo

La educación en positivo o adiestramiento en positivo es educar y/o reeducar a los perros de una forma amigable, sin utilizar métodos que incluyan malestar, dolor o miedo al animal. El objetivo es enseñar al perro a través de un aprendizaje basado en una relación de confianza entre ambos buscando su bienestar físico y emocional.

Con el adiestramiento en positivo tenemos como objetivo buscar el bienestar del perro, cubrir sus necesidades básicas: no sólo ofrecerle una buena alimentación, un lugar para dormir y paseos correctos, sino que, intentamos transmitir a sus propietarios o guías, que también es imprescindible estar atentos a la parte social, cognitiva y emocional de su animal.

¿Cómo lo conseguimos?

Comunicándonos con su propio lenguaje, respetando las señales de calma, teniendo en cuenta su tiempo de aprendizaje, su edad, sus capacidades…  Para ello, usamos refuerzos positivos como por ejemplo caricias, juegos, reconocimiento verbal, premios o simplemente con nuestra atención para reforzar comportamientos deseados que queremos que repitan y, a la vez, procuramos anticiparnos a aquellos momentos en los que sepamos que pueden aparecer conductas que debemos o queremos modificar.

¿Necesitas ayuda con tu mejor amigo? Contáctanos. Atendemos Provincia de Barcelona y Gerona (consulta las poblaciones)

contactar


La educación canina que tu perro necesita

Con la educación en positivo conseguimos enseñar al perro ejercicios y habilidades concretas, como las propias de la obediencia básica y avanzada. También podrían incluirse trucos variados de dog dancing, u otros específicos que utilizan los perros de trabajo, como aquellos que se dedican a la detección de sustancias, búsqueda de personas, perros de terapia y asistencia, etc.

En función de las capacidades y necesidades de cada perro, aconsejamos introducir un plan de entrenamiento para que creéis una rutina de trabajo con él y consigáis aumentar su concentración, cambiar una conducta e incluso mejorar un comportamiento concreto, ya que, al fin y al cabo, si el adiestramiento se hace de forma positiva (sin el uso de castigos), es una forma que el perro aprenda jugando, que se divierta, y por lo tanto, que el tándem perro-humano pasen momentos de calidad que favorecerán a crear un buen vínculo.

¿Dónde enseñamos la conducta de educación en positivo?

adiestramiento canino tordera

Adiestramiento de perro Blanes

Adiestramiento de perros Lloret

Adiestramiento de perros calella

Adiestramiento de perros Mataro

Adiestramiento de perros Hostalric

Adiestramiento de perros Girona

Durante el proceso de aprendizaje, bajo ningún concepto añadiremos estímulos aversivos para el perro y no le pondremos en situaciones que no pueda gestionar, en todo caso, lo trabajaremos gradualmente para añadirle el mínimo estrés posible.

Durante el proceso de aprendizaje, bajo ningún concepto añadiremos estímulos aversivos para el perro y no le pondremos en situaciones que no pueda gestionar, en todo caso, lo trabajaremos gradualmente para añadirle el mínimo estrés posible.
La educación en positivo crea vínculos con el animal y le enseña a pensar, no sólo a obedecer.
Hay otros métodos de adiestramiento basados en la dominancia sobre el perro, en que el humano tiene que ser el líder de la manada y que para corregir conductas inapropiadas hay que usar el CASTIGO, pero ¿qué conseguimos con los castigos?
Hacemos a los perros más inseguros, más estresados y a veces esto desencadena en perros más agresivos. Seguro que os habréis encontrado con la situación de regañar a vuestro perro por algún motivo y que luego él aprenda a no repetir esa misma conducta delante de vosotros pero sí en otras circunstancias. Esto demuestra que el comportamiento deriva en otro, no se extingue.
La educación en positivo está totalmente en contra de éstos métodos.

En los últimos años el término“en positivo”se ha ido malinterpretando y muchos consideran que este método de trabajo consiste en atiborrar constantemente al perro con premios, permitiéndole hacer lo que quiera porque no se usa el castigo, y luego en cambio moldean comportamientos haciendo un mal manejo de correa.
En cambio, la filosofía de Perro Positivo se basa en enseñar al perro a acertar en vez de estar constantemente corrigiendo los errores que comete, y esto…¡se puede hacer sin comida! Podemos ponerle límites de una forma respetuosa para cumplir con las normas de convivencia.
Conocer su propio lenguaje y comunicarnos con ellos es vital para crear esta relación de confianza y convertirnos en un referente que podrá ayudarle en las situaciones que no sepa gestionar.

Para los que os interese éste tema, en el apartado de Blog os iremos recomendando lecturas muy interesantes y en profesionales recomendados podréis consultar grandes compañeros de profesión que utilizan la Educación en Positivo como método para el adiestramiento y terapia con animales.

 

La relación entre humano y animal se basa en la confianza, el respeto mutuo y la empatía.

Si necesitas ayuda con tu mejor amigo ¡No pierdas el tiempo!
Contacta con Perro Positivo y te ayudaremos