La oruga de la procesionaria del pino y los perros

Nosotros llevamos varias semanas confinados en casa, pero la naturaleza sigue su curso y ahora, sin la presencia del ser humano en el exterior, más que nunca.

A pesar que la primavera es la estación del año en que nos apetece organizar excursiones con nuestros perros, salir y disfrutar de la montaña, el clima y su vegetación, tenemos que saber que también es una de las épocas más peligrosas para nuestros animales, porque aparece uno de sus grandes enemigos, la procesionaria del pino.

Pero, ¿qué es exactamente?

La procesionaria del pino es una especie de lepidóptero en forma larvaria que abunda en los pinares de Europa y América del Sur. Es una plaga que afecta a los pinos y que puede perjudicar gravemente a las personas y a los animales con sus 500.000 pelos urticantes que crecen a lo largo del cuerpo. Éstos se asemejan a pequeños dardos o flechas que se desprenden fácilmente y presentan un riesgo no solo por contacto directo con éstas sino también por diseminación aérea. El organismo al entrar en contacto con la toxina de estos pelos, libera histamina y  se produce una reacción inflamatoria alérgica.

¿Cómo identificar a la procesionaria del pino?

El ciclo vital de esta oruga tiene distintas fases de evolución y presenta mayor riesgo cuando se encuentra en su forma larvaria. Puede llegar a medir hasta 4 centímetros recubierta de largos pelos blanquecinos a excepción de una franja con tono rojizo. La cabeza es de color negro y el cuerpo de color verde o gris en función de la edad de la misma.

Las orugas de procesionaria nacen en otoño, que es cuándo podemos empezar a observar las características bolsas blancas entre las hojas de los pinos (nidos). Éstos, son de color blanco y se encuentran en las copas de los pinos pudiendo alojar hasta 200 individuos por bolsa. Durante el invierno se refugian en ellos, y el letargo suele durar entre 30 y 40 días.

El descenso por los pinos de la procesionaria suele ocurrir entre febrero y abril, por lo tanto, la época de mayor peligro es en primavera donde todas las orugas migran en procesión dirigidas por una hembra para enterrarse y crisalidar. Es entonces, cuando nos encontramos con las famosas hileras de orugas, siendo éste el momento en que nuestros perros puedan correr mayor riesgo de contacto.

¿A quién y cómo afecta?

  • Los principales afectados por esta oruga son los perros aunque también los niños, ya que por causa de su naturaleza curiosa y exploratoria aumenta el riesgo de contacto.
  • Para los perros el contacto directo de la oruga con el hocico y los belfos sería el principal y mayor riesgo.
  • Otra posibilidad de afectación en perros es que durante el olfateo aspiren estos pelos urticantes produciendo una rinitis aguda acompañada de estornudos y secreción nasal.
  • Podrían verse afectados perros que coman hierba o cojan palos que tenga restos de la oruga.
  • Destacaremos que el riesgo aumenta en perros jóvenes y cachorros por su mayor grado de curiosidad y actividad.
  • Se pueden llegar a producir posibles afecciones oculares que vendrían dadas por la transmisión de dichos pelos a través del aire produciéndose inflamación de la córnea, de la conjuntiva y del párpado.

¿Cómo identificar el contacto con la procesionaria del pino?

Señales a tener en cuenta:

✅  Conducta nerviosa, se muestra agitado

✅  Intentos de rascarse la boca con las patas y/o frotarse en el suelo o paredes

✅  Jadeo a causa del dolor

✅  Hipersalivación

✅  Inflamación de lengua y belfos pudiendo aparecer también cianosis que es la coloración azulada o negra de la lengua, belfos y mucosas

✅  Dificultad para respirar

✅  La fiebre es otra posible afección y además pueden aparecer convulsiones como resultado de un shock anafiláctico que es una reacción inmunitaria-alérgica muy peligrosa

✅  Vómitos (en caso de ingesta de la oruga)

Daños que puede producir:

  • En el caso de contacto oral detectaremos los signos mencionados en el punto anterior. Si no son atendidos en un espacio de tiempo corto se puede presentar acumulación de saliva en los conductos que drenan de las glándulas salivares, dificultad respiratoria, inflamación de la laringe, fiebre y convulsiones pudiendo poner en riesgo la vida del animal en cuestión.
  • En la zona de la lesión normalmente se produce necrosis con posible pérdida del tejido sin descartar la posible amputación de la misma para evitar que se extienda.

Cuando la oruga de la procesionaria ha tocado a mi perro, ¿cómo actuar?

❶ Alejar al perro de la zona donde ha tenido contacto o pueda tenerlo para evitar que el propio nerviosismo de su conducta le lleve a tocar a la oruga de nuevo.

❷ Revisar trufa y boca asegurando que las funciones respiratorias no se ven comprometidas descartando la inflamación excesiva.

❸ Reducir el tiempo de contacto de la toxina con el animal; para ello, nos pondremos guantes y lavaremos la boca con suero fisiológico u agua caliente de dentro hacia fuera para evitar la ingesta. NUNCA FROTAR LA ZONA AFECTADA ya que se pueden romper los pelos y se expande el daño.

❹ Si hay inflamación y se dispone del material, formación y/o conocimientos básicos en primeros auxilios se puede suministrar un corticoide de acción rápida por vía intramuscular. Si no se dispone de esta formación, pasar al paso siguiente.☟

❺ A pesar de haber hecho los pasos anteriores, es necesario acudir al veterinario con máxima urgencia para facilitar al perro el tratamiento indicado.

A continuación, os dejamos un vídeo de Healthepet veterinaria donde se detalla cada paso.

¿Qué hacer si nuestro perro ha estado en contacto con la oruga procesionaria?

Profilaxis: Medidas preventivas

  • La mejor medida es prevenir el contacto evitando exposiciones en las temporadas de mayor actividad de la oruga (PRIMAVERA); para ello evitaremos pinares o parques urbanos donde haya especies vegetales afectadas.
  • También avisaremos a las autoridades municipales competentes de la zona para que apliquen las medidas fitosanitarias necesarias para eliminar a estos insectos. Desde la Generalitat de Cataluña detallan las medidas para combatir a esta plaga.
  • El control ambiental es de vital importancia ya que hay un gran número de insectos y pájaros que se alimentan de dichas orugas, como por ejemplo la hormiga roja, avispas, el cuco, el mirlo y los murciélagos entre otros muchos.
  • Supervisaremos el estado de nuestro jardín o alrededores (si vivimos en zonas con pinos).
  • Si se detectan nidos en nuestro domicilio deberemos sanear las ramas del árbol evitando los días de viento ya que la vía aérea puede extender los pelos tóxicos.
  • El veterinario competente puede recetar un medicamento para llevar con nosotros a modo de prevención.

Recuerda que la prevención es la mejor medicina, pero si tienes la desgracia que tu perro se ve afectado por haber estado en contacto con alguna oruga procesionaria, esperamos que toda esta información pueda ayudarte, y le trates lo antes posible para no agravar su estado.

Escrito por
Perro Positivo

Educadora canina fascinada en aprender y comprobar como cada día más los perros sienten y expresan sus emociones a través de las conductas que muestran. Especialista en hacer llegar a los humanos otra forma de ver al perro. Dispongo de licenciatura universitaria y postgrado. Tengo formación de Adiestramiento canino profesional y adiestramiento de perros de asistencia. Dispongo de la titulación de Clicker (CAP 1 y CAP2). Además me he especializado en agresividad canina, estrés y ansiedad, propiocepción, estimulación mental, mantrailing y detección de sustancias, con profesionales nacionales e internacionales. Actualmente llevo meses formándome en aromaterapia aplicada a la modificación de conducta y en doga. Desde siempre he sido una persona inquieta que no le importa esforzarse lo que haga falta para aprender cada día un poco más y seguir creciendo como profesional y aportar más a las personas que confían en mi trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *