Adiestramiento con Clicker

El clicker es una pequeña pero muy útil herramienta que se utiliza como refuerzo positivo en el adiestramiento canino.  Ya sabes que esa es una premisa que tenemos en Perropositivo.

Su método se basa en el condicionamiento clásico, el cual consiste en adquirir un aprendizaje a través de la asociación de un estímulo inicial que directamente provoca una respuesta incondicionada regular en el organismo junto a un estímulo neutro que hasta el momento de la asociación no provocaba ninguna reacción.

Es decir: el estímulo inicial es la comida o golosina que se usa habitualmente como premio que haría que el perro salivara por el apetito y las ganas de comérsela y el ruido del clicker es un estímulo neutro, el cual sin asociación no provoca nada en el can.

¿Por qué usamos clicker en perros?

Tal y como hemos explicado, al inicio del entrenamiento el clicker por sí solo no implica nada para el perro, es al hacer la asociación por ejemplo con comida (a esto se le llama “cargar” el clicker) que llegará un momento en que para el animal tan sólo el sonido de “click” será un refuerzo positivo, o sea, un premio por sí mismo y no será necesario el uso de comida o golosinas para premiarlo.

De esta forma, no estamos dando comida todo el rato hasta que aprende la orden y más importante todavía, somos mucho más rápidos, prácticamente inmediatos, en el refuerzo, por lo que para el perro es muchísimo más sencillo de asociar como respuesta a su acción.

Si por ejemplo estamos enseñando al perro la orden de sentarse, le indicamos “sit” ( o la palabra elegida para la orden), pulsamos para hacer sonar el clicker y le entregamos un trozo de comida. Esto deberemos hacerlo continuamente y pulsando sólo una vez el clicker por orden. Nosotros mismos iremos retirando paulatinamente las golosinas y comprobaremos cuándo está listo para adiestrarlo sólo con clicker, es decir cuando se ha cargado el clicker.

Una vez conseguida la carga del clicker no sólo podemos usarlo para adiestrarle o enseñarle cosas, sino que también es una forma de comunicarnos con él, de mostrarnos conformes con su conducta, de felicitarlo incluso. Por ejemplo, cuando un niño atosiga al perro y él se muestra paciente, podemos pulsar el clicker y es una forma de que entienda que se está portando bien.

Es importante recordar que el clicker es una forma de refuerzo positivo, ya que la mejor forma de enseñar y educar es mediante la disciplina positiva, evitando sancionar, gritar o castigar.

Por otro lado, lo mejor del clicker respecto a otros métodos es la inmediatez, por ello no debemos dejar pasar mucho tiempo entre la acción y el click o el animal no lo entenderá y lo confundiremos, afectando también a futuros usos del clicker.

En definitiva, en Perro Positivo somos grandes valedores del uso del clicker porque se trata de una excelente manera de educar a los perros con refuerzos positivos, en contraposición con los gritos o castigos que pueden llegar a afectar psicológicamente a los animales.

 

¿Necesitas ayuda con tu mejor amigo? Contáctanos. Atendemos Provincia de Barcelona y Gerona (consulta las poblaciones)

contactar

Artículos destacados

Normativa de perros peligrosos
Primeros auxilios para perros
Combatir en perros el miedo a los petardos