Joan (Calella)

Cuando llegó mi perro Choco me apunté a un curso de obediencia para mejorar mi vínculo con él y saber controlarlo. Conseguí que mi perro se sentara, hiciera el quieto, caminara en junto…todo lo que creía que necesitaba para vivir con él. Al cabo del tiempo empecé a ver reacciones raras, como que se escondía cuando levantaba la mano o le decía NO, ladraba y marcaba a perros y niños cuando nunca lo había hecho, perseguía a ciclistas, etc. Contacté con Perro Positivo para que me explicaran por qué tenía esas reacciones y descubrí que sin querer, había creado todo esto usando unos métodos de castigo con él. Me está llevando tiempo cambiar todo esto, conseguir un vínculo basado en el respeto, pero ya estoy notando la diferencia y agradezco a Nuria que me lo haya hecho ver y me ayude a que Choco sea un perro feliz a mi lado.

Escrito por
Perro Positivo

Educadora canina fascinada en aprender y comprobar como cada día más los perros sienten y expresan sus emociones a través de las conductas que muestran. Especialista en hacer llegar a los humanos otra forma de ver al perro. Dispongo de licenciatura universitaria y postgrado. Tengo formación de Adiestramiento canino profesional y adiestramiento de perros de asistencia. Dispongo de la titulación de Clicker (CAP 1 y CAP2). Además me he especializado en agresividad canina, estrés y ansiedad, propiocepción, estimulación mental, mantrailing y detección de sustancias, con profesionales nacionales e internacionales. Actualmente llevo meses formándome en aromaterapia aplicada a la modificación de conducta y en doga. Desde siempre he sido una persona inquieta que no le importa esforzarse lo que haga falta para aprender cada día un poco más y seguir creciendo como profesional y aportar más a las personas que confían en mi trabajo.