Marta (Masnou)

Siempre había pensado que lo de morderse compulsivamente su cola era para jugar. Aunque cuando empezó con caspa y problemas de piel acudimos al veterinario. Nos dijeron que era una alergia, pero después de varias semanas de tratamiento no hubo prácticamente ningún cambio. Acudimos a Nuria y ella nos mostró como Panxo estaba terriblemente estresado. Después de seguir sus consejos es un perro totalmente diferente sin ningún problema de piel. Con la reducción de estrés y cambios en su alimentación ha ido todo perfecto.

Posted by
Perro Positivo