Nuestros servicios

Modificaciones de comportamientos no deseados

Hay que tener presente, que como cualquier proceso de aprendizaje, para modificar comportamientos se requiere de trabajo constante y paciencia. Cada perro, familia y entorno es distinto y nuestra labor es la de ayudaros a comprender el por qué vuestro perro actúa como lo hace y daros pautas concretas para poder solucionar éstos problemas.

Generalmente los casos más comunes son:

  • El perro tira de la correa
  • Ladra en exceso sin saber el motivo
  • Salta encima de la gente, es muy efusivo y tiene exceso de energía
  • Hace sus necesidades dentro de casa
  • No acude a la llamada, no se concentra
  • Es muy nervioso y está estresado
  • No sabe quedarse sólo: llora, ladra, destroza cosas
  • Es agresivo con otros perros y/o personas
  • Conductas destructivas
  • Come todo lo que encuentra
  • Tiene mala relación con niños y bebés: les gruñe o marca
  • Tiene muchos miedos: a ruIdos, movimientos, personas y animales
  • Hay que preparar la llegada del bebé a una familia que tiene perro
  • Se quiere mejorar la convivencia
  • Necesidad de reeducar el paseo
  • (entre otras…)

¿Necesitas ayuda con tu mejor amigo? Contáctanos. Atendemos Provincia de Barcelona y Gerona (consulta las poblaciones)

contactar


Lo primero que deberemos hacer es detectar el motivo de su comportamiento, qué es lo que le provoca ese estado emocional y a partir de aquí, marcar unas pautas que deberá seguir toda la familia para que tengan efecto. Las causas de estos problemas son distintos: algún trauma, mala socialización de cachorro, un comportamiento aprendido o reforzado en algún momento sin ser consciente de ello, falta de ejercicio físico y mental, no se ha podido comunicar porque no le han entendido, etc.
¡Pero no os preocupéis! Con una buena orientación, trabajo, esfuerzo y dedicación pueden solucionarse.

En Perro Positivo trabajamos por sesiones a domicilio, donde es imprescindible que nos expliquéis vuestro punto de vista del “problema” y que nosotros podamos ver al perro como interactúa. Hay que recoger toda la información posible para poder definir las pautas más adecuadas que nos servirán para modificar su comportamiento. La primera sesión puede llegar a durar unas 3 horas dependiendo del caso. Haremos un paseo, veremos los espacios que tiene en casa, hablaremos de rutinas, tiempos de descanso, etc. Al terminar, concretaremos una serie de pautas (que deberéis seguir toda la familia en las siguientes semanas). Las siguientes quedadas, duraran aproximadamente entre una y dos horas. El número total de sesiones dependerán de vuestro trabajo, tiempo e interés que tengáis en modificar la conducta que no os gusta de vuestro perro, aunque también influirán las experiencias del pasado de vuestro peludo, cómo se trataron y efectivamente del propio proceso de aprendizaje que tenga.

Nuestro principal objetivo es el de dar a toda la familia herramientas necesarias para que sepáis cómo gestionar cada situación o problema con el que os vayáis encontrando con vuestro perro. Siempre contaréis con nuestro apoyo, seguimiento y revisión de pautas para ir avanzando en este proceso.

Obediencia básica

Una vez nos cercioremos que es un perro equilibrado, podemos introducir la obediencia como herramienta para enseñarle nuevas habilidades, como por ejemplo el:

  • Sienta
  • Tumba
  • Ven
  • Quieto
  • Junto
  • Correcto manejo de la correa
  • Deja
  • Suelta
  • Otras habilidades más avanzadas que necesitan encadenamiento de acciones.

 

Crear una buena rutina de trabajo y juego puede ayudar a reforzar mucho el vínculo con tu perro. Éste aprendizaje siempre estará supervisado porque hay que tener presente las necesidades de cada perro: la edad de cada animal (si es cachorro, adulto, senior), y sus condiciones físicas. Las sesiones de entrenamiento deberán ser breves creando asociaciones positivas y dejando siempre al perro con ganas de más, evitando ante todo su frustración.

CLICKER

Todo este proceso lo podemos hacer (si queréis) mediante un instrumento que se llama “CLICKER”. Se trata de una pequeña cajita de plástico con una parte metálica en el interior y un botón que cuando lo presionas hace un ruido, un clic. Se utiliza como MARCADOR para crear una asociación positiva a un comportamiento. ¿Cuándo lo apretamos? Cuando el perro realiza aquella conducta que le estamos pidiendo e intentando enseñar. De ésta forma, después de oír éste ruido, recibirá un premio. Es una manera sencilla y eficaz de capturar aquél instante que nos interesa que aprenda el perro. Los hay de diferentes tipos, el primero que os mostramos es el más habitual y sencillo, pero también los hay con puntero telescópico que permiten trabajar otro tipo de habilidades (ver imagen 2).

Para empezar a utilizarlo son necesarias las pautas de un profesional, por ese motivo, si os interesa entrenar con este instrumento no dudéis en contactar con nosotros.

No es necesario saber utilizar el clicker para enseñarle nada a nuestro perro, es una herramienta más para conseguirlo.

Educación de Cachorros

Es bastante frecuente cometer errores durante la primera etapa del perro, se le permiten ciertos “privilegios” por el simple hecho de ser pequeño, y porque hace gracia. En cuanto crece, todos éstos comportamientos se agravan y es cuando los propietarios suelen acudir a nosotros. En general, se producen por una falta de información, no sabemos comunicarnos con ellos, y es imprescindible ser consciente que todo ello va a influir en un futuro en la convivencia con el resto de la familia. Estamos totalmente en contra de utilizar técnicas como ponerle el morro en el suelo si se hace sus necesidades dentro de casa, o darle toques en el lomo cuando realice ese tipo de comportamientos. Hay otras formas de educar al cachorro sin necesidad de utilizar el CASTIGO y sin que sufra ningún daño. Es necesario enseñarle desde bien pequeño hábitos de higiene, relacionarse con otros perros y personas, socializarse con el entorno,trabajar la inhibición a la mordida, conocer tipos de juegos saludables, aprender nociones de comunicación canina, conocer las etapas sensibles de los perros y empezar (si se quiere) con una obediencia básica. Con todo ello, podréis conseguir crear un vínculo con vuestro perro.

ADAPTACIÓN DE UN NUEVO PERRO EN CASA

¿Tienes previsto adoptar un perro y quieres prepararte para que la adaptación sea la mejor posible? Ya lo tienes en casa y empieza a tener comportamientos que no sabes cómo gestionar? ¿Vas a adoptar un perro pero ya tienes otros en casa y quieres que la relación sea buena? Nosotros te orientaremos en todo lo que necesites para que la convivencia sea la que has soñado.

CASAS DE ACOGIDA

¿Colaboras con alguna protectora haciendo de casa de acogida y a veces no sabes como tratar a los perros? ¿Quieres aprender más para poder ayudarles y de esta forma conseguir que lo adopten más rápido? ¡Contáctanos y te informaremos! Tenemos precios especiales para estos casos.

LLEGADA DEL BEBÉ

Este es uno de los casos por lo que más nos consultan. Tenemos una imagen idealizada de lo que será tener un perro y un bebé en casa, pero, por lo general, no se le da la importancia que se merece ir explicándole al perro que la situación en la familia va a cambiar considerablemente por la llegada de un miembro más. La falta de tiempo y el desconocimiento, hacen que sobrellevemos esa relación perro-bebé como podamos hasta que el problema se ha agravado y se hace evidente para todos.

Siempre recomendamos que de igual manera que dedicamos los meses del embarazo a preparar la llegada del bebé y todo lo que va a necesitar, también le demos la oportunidad a nuestro perro, de formar parte de esta nueva etapa, evitando así, abandonos una vez la relación que se ha creado no es la adecuada y se convierte en un problema insostenible para toda la familia.

RELACIÓN ENTRE NIÑOS Y PERROS

A menudo los niños no son los más correctos con los perros: se mueven deprisa, gritan, manipulan al perro de forma brusca, juegan de manera inadecuada, etc. Y todo esto, si se repite día tras día y si un adulto no es capaz de ponerle freno, se puede llegar a fomentar una mala relación entre los niños de la casa y el perro, porque éste último, acaba por tenerles miedo.

Si este es vuestro caso, tenéis que saber que hay formas de trabajarlo y podéis darle mejor calidad de vida a vuestro perro. Os explicaremos cual es la forma correcta que el niño puede comunicarse e interactuar con el perro para recuperar, poco a poco, la buena convivencia.

Paseos

Para aquellos que no dispongáis de mucho tiempo para hacer paseos divertidos con vuestro perro os ofrecemos salidas y paseos saludables por la ciudad, montaña o aquél entorno en el que el perro necesite trabajar. Próximamente, organizaremos paseos en grupos reducidos donde disfrutaremos juntos perros y humanos a la vez que aprendemos. ¡Si te interesa no dudes en decírnoslo!

¡Ponte en contacto con nosotros y te informaremos!

La clave de nuestro éxito es la atención personalizada que os ofrecemos, centrándonos en el bienestar del animal y la armonía de todos los componentes de la familia.

Si necesitas ayuda con tu mejor amigo ¡No pierdas el tiempo!
Contacta con Perro Positivo y te ayudaremos